Dulce Dueño, Emilia Pardo Bazán

viernes, 17 de octubre de 2008

El libro de que voy a hablar viene aquí no tanto por su historia, quizá también, como por su innovación.
Dulce Dueño es la última novela de la Pardo Bazán (1911). Doña Emilia es una prolífica escritora que toca, al menos, dos palos fundamentales de la literatura: el naturalismo y el espiritualismo. Dulce Dueño pertenece a este último.
El espiritualismo es un intento de superación del naturalismo. El objetivismo naturalista ha agotado la literatura que se ve ante nuevas corrientes en las que se incluyen las nuevas ciencias humanas que se sumergen en la conciencia y personalidad humanas (la psicología, por ejemplo) De repente la literatura se da cuenta, de nuevo, que la simple observación y descripción de la realidad no es suficiente, que existe un mundo interior de los personajes a tener en cuenta. De hecho, desaparece el narrador omnisciente a cambio de una suerte de monólogo interior (estilo indirecto libre) en que todo lo sabemos de boca del personaje/es principal/es. Otro elemento es el nacimiento de una nueva espiritualidad cristiana que inunda el fin del XIX y el comienzo del XX y que, por tanto toca a la novela y a la literatura.
Esto hace dos cosas: una ya le he nombrado, desaparece el narrador a la vieja usanza. La segunda es que el personaje se convierte en un héroe, a veces místico o con fuertes tendencias crisitianas, redentor, como el propio Cristo. Los dos ejemplos más fuertes los tenemos en Dulce Dueño de la Pardo Bazán y en Misericordia de Galdós. Este misticismo, esta vida cristiana etc. no siempre funcionan a favor del personaje que a veces termina en el arroyo de alguna manera. Luego existen diferencias entre ellas mismas ya que hay algunas que siguieron una estética rusa y otras una estética francesa. Las primeras trascurren en sociedades pobres, marginales, el héroe es alguien pobre que lucha contra aquello. En las segundas es al contrario, en clases sociales más pudientes, aparece un redentor que es mal tomado y acaba mal. Dulce Dueño es de estas últimas.
Es una excelente literatura, desde luego yo recomiendo estas dos que he mencionado.
Dulce Dueño es la historia de Lina, una mujer joven en busca del amor pleno y, por tanto, de la entrega absoluta. Nada de lo que hace la termina satisfaciendo. Necesita una entrega martirial, como la de su santa patrona Santa Catalina de Alejandría. Ella busca esa entrega, ese amor pleno en su vida, constantemente y al final lo encuentra en la caridad cristiana más determinada que, por otra parte, es complentamente incomprendida por los de su alrededor que la tachan de loca...Ese es el destino de estos nuevos héroes cristianos y tal: son locos, como lo fue el mismo Cristo y terminan felices pero mal...
Es un libro que merece la pena leer, creo , más por la nueva poética espiritualista que por la historia, aunque ésta también merece la pena por ver el desarrollo que le da la autora a sus personajes y tal.
Un 8 sobre 10

8 pensamientos:

luis dijo...

Parece muy interesante lo que comentas a cerca de esta novela que yo no conocía, yo soy una persona poco espiritual. Pero desde luego lo que no podemos es deshechar su importancia y su peso en la literatura, Yo ttengo 35, más o menos como tu creo, hemos nacido en unos años en donde el misticismo y la espiritualidad como menos esta cuestionado.Pero como no iba a influir la religión en la obra de Pardo Bazán o Pérez Galdós o Incluso en la poesía de Lorca?. In cluso yo creo que para bien, pues sin esos relatos y novelas no sabriamos lo mucho que hainfluido en nuestra sociedad actual.
Me gusta muucho tu análisis de la novela, sobre todo la primera parte la estructural. Como se nota que dominas el tema.
Un saludo Diego y gracias por pasarte por mi blog

Didac Valmón dijo...

Bueno, eres el primero en pasarse por aquí y me alegro de que te guste cómo va esto. poco a poco más, ya iré viendo como y cuando, pero irá avanzando.,
Dulce Dueño es interesante, te la recomiendo

Thiago dijo...

Me gusta la PARDO BAZÁN, pq era de Ferrol y mi padre fue a un insti que se llamaba así ... O era Concepción Arenal? Bueno, no me acuerdo ahora, pero gallega si que era, no? jajaja

Bueno, en serio, todo lo que se haga por los libros me encanta, yo aún no me atreví pq se me da mal los diálogos y eso de crear caracteres tampoco, soy más de hablar y narrar (y un poco sin sentido, francamente, jaajaj).

Bezos

Germanico dijo...

Interesantes datos. Trataré de conseguirlas. Habran llegado a Argentina?
Saludos

Arwen Anne dijo...

no conocía este libro, pero me ha llamado la atención, gracias por hablar de el.

Katrina Van Dassos dijo...

Me encanta que nos des clase de literatura gratis.
Gracias!!!!!!!!!!!!!!!

Didac Valmón dijo...

Perdón a todos, pero ya veis que paso menos por este blog que por el otro...Katrina ¿clases gratis? No sé, yo probablemente meta la pata demasiado a menudo
Germánico seguro que sí, Castalia tiene buena distribución general
Thiago, los libros, aunque tengan poco futuro por lo del electrónico merecen la pena.
Anne si lo lees seguro que te gusta.

Anónimo dijo...

Cristo es el salvador del mundo, quien murio por los pecados de los que verdaderamente creen en El para vida eterna, y la vida de los cristianos que para el mundo puede ser locura, es la unica que tiene sentido verdaderamente. No concibo este mundo sin Cristo, ya que no valdria la pena vivir sin El en nuestros corazones. La vida que perece en este mundo, pero la vida con Dios es eterna.